Superó en la final a una karateca que también es de la capital.

Dicen que nadie es profeta en su tierra, pero Natalia Bernal Herrera sí lo fue, aunque ella se siente más barranquillera que bogotana, tanto que al preguntarle si habla como cachaca o costeña fue tajante en dar como respuesta la segunda opción. “He vivido más tiempo en Barranquilla que en Bogotá, por eso hablo como una costeña más”, dijo.

En su tierra natal, defendiendo los colores del Atlántico, se consagró como la mejor en -48 kilogramos de la categoría 15-17 años del Torneo Nacional Interligas de Karate, derrotando a una deportista que representa a la ciudad que la vio nacer y crecer hasta los 6 años.

“Yo vivía en Bogotá y practicaba porrismo. Después a mi mamá, que es médica, la trasladaron para Barranquilla y yo quería hacer algo, practicar un deporte, entonces me metieron en karate”, comentó la joven de 15 años, que es hija única.

Y en el karate ha conseguido victorias importantes, como la del domingo en la capital de la República, donde doblegó 2-1 a la local Diana Barbosa para colgarse la medalla de oro.

“Fue difícil la pelea. Empecé perdiendo pero después decidí cambiar mi estrategia, la cual fue atacar y no esperar a que ella empezara atacando. Así le pude ganar. Estoy súper contenta, me siento orgullosa porque me preparé mucho para conseguir mi título”, explicó la estudiante de décimo grado en el colegio Maria Auxiliadora, en Barranquilla.

Y es que Bogotá le trae suerte Natalia, pues en esta ciudad se colgó la presea dorada en los Juegos Intercolegiados de 2016. Además, en el reciente Interligas sumó una medalla de plata en -47 kilogramos de la categoría 14-15 años.

Buena actuación de Atlántico
La chica que hace parte del programa Deportista Apoyado de Indeportes consiguió una de las cinco medallas de oro de Atlántico en el Campeonato Nacional Interligas, sumándose a la campeona panamericana Shanne Torres, quien obtuvo dos tras superar en ambas finales a Valeria Cruz, de Valle del Cauca. También ganó ese metal el guajiro José Muñoz (-84 kilogramos) al derrotar 5-0 a otro anfitrión: David Ayala.

Las otra dorada se la llevó Juan Pablo Triviño, hermano del campeón panamericano Luis Triviño. El menor de la dinastía superó en el combate definitivo 5x1 a Juan Ponce, de Bogotá.

Lo más visto