logond


Cuatro goles en dos partidos le hizo a Junior con Palmeiras.

Miguel Ángel Borja, quien en los últimos mercados de pase ha sonado para venir a Junior, club del que es hincha confeso, terminó siendo el verdugo que selló la eliminación del club barranquillero en la fase de grupos de la Copa Libertadores, al marcar la tripleta para el triunfo 3-1 de Palmeiras.

Luego del partido disputado en Brasil, el delantero fue consultado por la prensa por qué no celebró los goles, a lo que el cordobés respondió evidenciando sus sentimientos encontrados.

“No festejé porque yo soy hincha de Junior. Da felicidad y a la vez un poco de tristeza”, dijo Borja, quien, para lavarse las manos, con justa razón, agregó que la culpa de la eliminación del equipo de sus amores es del propio Junior.

“Sabíamos que ellos le tenían que ganar en Barranquilla a Boca y ellos no hicieron eso. Nosotros estábamos urgidos de ganar y por eso tratamos de hacer nuestro trabajo”, expresó Borja, también descartando de plano cualquier intención de ayudar a Junior para perjudicar a Boca Juniors, como se especuló.

“Conseguimos un gran resultado, jugamos muy bien, luchamos y cada minuto que fue pasando fue mejorando el juego. Somos justos ganadores”, añadió el atacante que le marcó cuatro goles en dos juegos a Junior, pues también le convirtió uno en el 3-0 en Barranquilla.